lunes, 26 de octubre de 2015

De bragas y simúlidos





Tarde de domingo. Cojo la bicicleta aprovechando una de esas conjunciones astronómicas que solo se dan una vez cada 12 millones de años en la que mi mujer descansa la vista en casa mientras las niñas están con su abuela. Siento el aire fresco de otoño en mi rostro y escucho el alegre canto de los pajaritos campestres. Pero de pronto, algo trunca mi paz exterior. Una chica que está plantada junto al camino me mira con atención. La miro, me mira, la miro y me mira. Hasta que finalmente, cuando ya estaba a punto de dejarla atrás, me obliga a detenerme con una palabra.

-¿Hola?
-Hola.
-Tu eres… Capdemut. ¿Verdad?
-Ehm… Si. Yo…soy.
-¿El del Dr. Testículo y los regalos de mierda y los fenómenos paraanormales?
-Sssssi.
-Madremia madremia, soy súper fan del Incidente de Belén.
-¿De verdad? Es una historia de mierda que ni siquiera me he atrevido a terminar de tan remala…
-¿Me firmas un autógrafo? ¿Por favor?
-Si, claro, vale, eh… Como no. ¿Dónde te firmo?
-Pues no llevo papel, así que fírmame aquí.

Y es entonces cuando la muchacha se da la vuelta y levanta levemente su falda hacia arriba, dejando ver un bonito trasero con unas bonitas braguitas blancas. Empieza a hacer calor de repente.


-¿Llevas boli? –Me pregunta mirándome por encima del hombro.
-Pues no, pero… Mejor te firmo con la po…
 
Aquí unas fans que se quedaron sin sitio
Y así es como comienza ese antiguo ritual que ya todos conocemos y que por lo tanto no voy a molestarme en detallar, pero que de pronto es interrumpido cuando de los matorrales empiezan a aparecer chicas de todas las edades y formas (justo como me gustan a mi) que reclaman a su vez sus autógrafos y me abordan, me aplastan, me despedazan, me devoran… Y yo pienso que mi paso por este mundo no ha estado tan mal, que para terminar de otro modo mejor así, bajo una avalancha interminable de carne femenina, como Junstin Biver, como Jimi Jendrix… Hasta que una voz familiar resuena en lo más profundo de mi cabeza con un “Capdemut, Capdemut, despierta. Estás teniendo una pesadilla”. Y cuando abro los ojos descubro que nada ha pasado, que sigo tristemente vivo en un mundo en el que ninguna horda de hembras estaría dispuesta a arrancarme la piel a tiras para colgársela en su habitación y en el que cuando salgo a dar una vuelta con la bici, solo me como simúlidos*.

*Los simúlidos son esas moscas diminutas que flotan agrupadas en grandes bolas y que se convierten en plato principal de moteros y bicicleteros. Ya lo sabéis. 
Este tema lo dejo para una entrada futura.

13 comentarios:

  1. Yo ya sospechaba cuando dices que sales en bici, sin un boli, ahí empieza a hacer aguas la historia y se va al clásico sueño, sin ánimo de ofender, serranista,
    ¿Quién puede salir en bici sin boli?
    En fin... abajo los simúlidos y lo otro que ponía en el título, que no me acuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. En el momento en que muero se ve venir un poco que va a ser un sueño, a lo Antonio Resines.

      Eliminar
  2. De ahí la famosa expresión "No comerse ni un simúlido".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la conocía. Debe ser endémica de tu zona.

      Eliminar
    2. Es muy común en las regiones ciclistas, como Mijas en verano... ;)

      Eliminar
  3. Gracias por volver. Añoraba tus idas de cabeza con féminas de por medio.
    P.D.: se acerca el frío de cojones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar.
      Y que pesadita con lo del frío...

      Eliminar
    2. ¿Parece que quiere decir "winter is coming"... os es una obsesión mía?

      Eliminar
    3. Gracias Víctor, menos mal...
      You know nothing J. Capdesnow

      Eliminar
    4. ups, Sandra, esa frase no te augura nada bueno. ;-P

      Eliminar
  4. No puedo seguirte el hilo de la conversación, o el Sr. Capdemut se quejará de que creamos hilos paralelos en sus entradas...pero... ¿tu crees que en el Norte habían simúlidos? ¿y más allá del muro?... lo de las bragas está más complicado... se ven demasiados culos... demasiados culos perfectos... que buena saga...que buena serie...que bonito todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso Sandra... responde a Sesmero donde te apetezca... 😐

      Eliminar
    2. Voy a tener que escribir otra entrada solo para que dejéis de divagar en esta.

      Eliminar