viernes, 6 de enero de 2017

.



Un alto en el camino para echar un vistazo atrás, 
a sendas cubiertas de maleza que mis pasos no lograron marcar.

Un instante en el olvido al intentar recordar, 
versos oscuros y rabiosos que el tiempo jamás repetirá.

Un camino rodeado de horizontes, 
todos ellos idénticos sin estrella que me guie en la buena dirección.

Quedaron atrás tantas cosas, que recuperarlas sería imposible, aunque la sola idea de su existencia duela a cada paso de este caminar lento y pesado, con los pies clavados en el barro.

Un alto en el camino para suspirar.

Un instante en el olvido para imaginar.

Un camino en el que avanzar sin pararse a pensar.

2 comentarios: